¿Quién mantiene el web?

Cada vez es más frecuente encontrar en sitios como HacesFalta.org ofertas de voluntariado para actualización de los contenidos de los webs de las entidades.

La lectura positiva de este hecho es que cada vez hay más organizaciones conscientes de la necesidad y el valor de mantener los webs más o menos al día. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, esto tiene impactos positivos en la comunicación interna y externa de la entidad, en el favorecimiento de la transparencia y la rendición de cuentas, etc.

Pero yendo un poco más allá (sieeeeempre hace falta ir un poco más allá ;-) ), yo me pregunto si realmente es una buena opción la de incorporar un voluntario que se dedique a estas funciones.

Una persona nueva en la organización, ¿cuánto tiempo necesitará para conocerla lo suficientemente bien como para poder comunicar a los lectores del web aquello que la entidad realmente quiere difundir? Si el voluntario ya tiene una relación con la organización la cosa cambia, pero no es el caso cuando estamos hablando de entidades que publican ofertas para cubrir esta función.

Bien, supongamos que el sujeto no es un recién llegado. Igualmente, ¿es ideal que haya una persona dedicada a actualizar el web? Yo diría que sí, pero también diría que no.

- Sí, si sus funciones son las de introducir los textos en el gestor de contenidos o corregirlos antes de publicarlos o perseguir a las personas que deben proporcionar la información o…

- Pero no si su función es la de crear todos los contenidos. En una entidad que tenga una estructura mínima y un cierto nivel de actividad, difícilmente una sola persona tiene el conocimiento suficientemente detallado como para generar por si misma todos los contenidos publicables.

Así pues, aunque parezca una cuestión menor y aun sabiendo que las agendas de todo el mundo ya están demasiado llenas, la responsabilidad de producir contenidos para los webs debe ser necesariamente una tarea compartida por todos los miembros de la entidad, remunerados o voluntarios, de forma que cada persona o grupo de trabajo sea consciente de la necesidad de difundir la información que le es más propia: un proyecto que empieza o acaba, una actividad convocada o realizada, un posicionamiento, una denuncia, etc.

Después sí, esta información podrá ser reelaborada, corregida o publicada siguiendo el circuito que la entidad establezca.

7 comentarios en “¿Quién mantiene el web?”

  1. Olga ha dicho:

    26 Sep 07 - 17:11

    Dices que la responsabilidad de producir los contenidos de las webs ha de ser una tarea compartida. Totalmente de acuerdo. Sin embargo la comunicación -muchas ONG- la sienten como un añadido, como un lujo y casi como un capricho.

    Hablando con muchas personas integrantes de entidades, algunas se han referido a ella de forma despectiva: “no necesitamos márketing”, “no estamos de acuerdo con la publicidad”; sin distinguir entre comunicación y publicidad. Otras dicen preferir otros medios que consideran más efectivos con el boca a boca. Ni que decir tiene que hay muchas que siguen convencidas de que salir en un medio regional o nacional será más efectivo que tener una web actualizada.

    Quiero decir que no sólo hay tecnofobia… sino algo así como la fobia a la comunicación.

    Y, además, cuando sí se le da importancia, no se le da la suficiente. Esto es como las leyes para temas sociales… muchas declaraciones de principios y nada de financiación.

    A la comunicación generalmente tampoco se le dedica -ni en la realidad ni en el diseño de los planes estratégicos- ni tiempo ni dinero.

    Salud!

  2. Jaume Albaigès ha dicho:

    26 Sep 07 - 17:26

    ¡Hola Olga!

    ¿Qué tal todo? Gracias por tu aportación, como siempre.

    Tienes razón en lo que comentas, aunque en este caso yo no me dirigía a estas organizaciones sino a las que ya están un poco por la labor.

    Sin embargo, para apoyar tu comentario me remito a lo que decía en el post: un sitio web actualizado es una contribución importante a la transparencia y a la rendición de cuentas de la organización.

    En este sentido, más que en una necesidad (publicidad, captación de recursos, etc.), lo de publicar y actualizar el sitio se convierte en una muestra de responsabilidad.

    ¡Nos hablamos!

  3. Mar ha dicho:

    27 Sep 07 - 11:48

    Hola Jaume,

    Soy Mar, de CanalSolidario.org. Felicidades por el blog y los contenidos! no sé si te había escrito antes con mis felicitaciones, pero lo sigo hace tiempo y me parece muy interesante y oportuno.

    Buscar a alguien ajeno a la organización para que te actualice la web, para q cree contenidos, me parece un sinsentido. Y también a una persona de la organización, en el sentido que tú dices.

    Yo no creo que haya fobia a la comunicación en las organizaciones, como dice Olga. Me parece que la comunicación, así en abstracto, se suele valorar como muy necesaria en muchas organizaciones. Lo que sí veo, como dice Olga, es que se considera un añadido: “Primero hacemos, que es lo importante. Luego comunicamos.�

    Esa máxima me parece absurda. Hacer es (y debe ser) comunicar. Y comunicando se hace. Es más, sólo si la comunicación adquiere una posición central, transversal y estratégica en las ONG éstas se acercarán a su objetivo último: cambiar el mundo en pro de la justicia social, por decirlo de alguna manera. Eso sólo se consigue cambiando políticas y conciencias. Es decir, con incidencia política y sensibilización. Es decir, con comunicación.

  4. Jaume Albaigès ha dicho:

    27 Sep 07 - 11:59

    Hola Mar,

    ¡Bienvenida a TecnolONGia! Siempre es agradable recibir nuevos comentaristas.

    Me parece muy coherente tu reflexión y me recuerda el lema de una buena amiga muy ducha en estos temas de la comunicación en el sector: Comunicar es existir (espero que no se enfade por hacerlo público sin dar su nombre, pero creo que está en vías de integrarse en la blogosfera, así que ya tendremos tiempo de leer sus aportaciones).

    De todos modos, me parece que tu comentario y el de Olga son complementarios en el sentido de que existen organizaciones para todos los gustos y yo conozco unas cuantas de cada una de las posturas que habéis mencionado.

    Lo que sí creo es que el número de organizaciones “anti-comunicación” o “no-comunicación” irá decreciendo con el tiempo (como las “anti-tecnología” o “no-tecnología”) y, en este sentido, los retos a enfrentar por su parte también lo harán.

    Espero que este sea el primero de muchos comentarios tuyos, Mar, y gracias por el trabajo de difusión de la blogosfera que hacéis desde CanalSolidario.

  5. Jaume Albaigès ha dicho:

    28 Oct 07 - 15:46

    Este artículo ha sido citado en La Broma y, curiosamente, ha provocado un número de comentarios mayor que aquí. Qué cosas… :-)

  6. Dani García ha dicho:

    11 Dic 07 - 1:38

    Hola a todos!

    Me llamo Dani, soy estudiante de último curso de Ingeniería Informática en la Universidad Politécnica de Catalunya y acabo de encontrar este blog a través de La Broma.

    Actualmente participo en Txt, ONG asociada a mi universidad y colaboro en un proyecto con WGK, ONG que centra su actividad en Gambia.

    Creo que este tema que estais tratando es muy interesante. Es una lástima ver la poca importancia que se le da algo tan útil y, lo que es más importante, tan accesible como lo son las aplicaciones web.

    Aun así creo que tampoco hay que alarmarse. En mi opinión se trata de un problema generacional. Pocas personas de las que forman estas asociaciones pertenecen realmente a la generación “Internet”, es decir, no han “crecido” con ella, y por eso es normal que exista todavía cierto temor a “depender” de la red.

    Para intentar ayudar a mejorar esta situación, mi proyecto de fin de carrera consiste en el estudio de las tecnologias web aplicadas a organizaciones de cooperación para el desarrollo.

    Mi idea es crear un punto de referencia a través del cual poder orientar a las ONGs sobre las tecnologías Web que pueden utilizar y cómo para poder obtener aplicaciones que puedan mejorar su situación. Creo que puede ser un proyecto bastante útil, sobretodo para las ONGs pequeñas que no tienen medios para contratar a una consultora externa.

    Siento pedir cosas en mi primer post :) pero vuestra experiencia me resultaría de gran ayuda. Para poder realizar este estudio necesito realizar entrevistas a personas que creen, mantengan o sean responsables de este tipo de Webs en ONGs, para poder obtener un perfil genérico.

    Por cierto, felicidades por el blog, Jaume. Espero poder leerlo a menudo ahora que lo he descubierto.

    Saludos!

  7. Jaume Albaigès ha dicho:

    11 Dic 07 - 9:27

    Hola Dani,

    Benvingut al bloc! Suposo que estàs al Campus Nord, que la meva generació va pràcticament inaugurar (qué tiempos aquellos… ;-) ).

    Gràcies per la teva reflexió. Jo diria, però, que el nombre de persones a les ONG que ja pertanyen a la generació Internet no és menyspreable. Una altra cosa és si aquestes persones tenen un component “techie” més o menys destacat. En aquest sentit, em penso que en el vessant oci – comunicació informal (mp3/mp4, mòbil, missatgeria instantània, etc.) anem bastant més avançats que en el vessant de l’impacte professional – organitzacional.

    Responent a la teva petició, si ho vols, contacta’m via correu electrònic i miraré de donar-te algun nom en funció de les teves necessitats. :)


Deja un comentario