Nuevo yacimiento de ocupación: el mediador TIC

I will talk with anyone about anything

En mi anterior post propuse algunas ideas sobre c√≥mo lograr que las relaciones entre las ONL y los proveedores TIC sean provechosas. Supongo que no descubro nada si a√Īado que s√≥lo lo ser√°n si lo son para ambas partes, como en cualquier relaci√≥n.

Vuelvo a insistir en una de las ideas que propon√≠a, concretamente la #2. Dec√≠a as√≠: “Buscad un proveedor con quien os entend√°is sin necesidad de traductor. Una opci√≥n pr√°ctica (adem√°s de coherente) es mirar dentro del propio sector”. Me quedo con la primera parte de la idea y la reformulo: “Buscad un proveedor con quien os entend√°is sin necesidad de traductor. O, si no lo veis claro, buscad tambi√©n el traductor”.

Esta ma√Īana estaba en la sede de una entidad que me propon√≠a que la ayudara a continuar el desarrollo de una aplicaci√≥n de gesti√≥n interna, una vez tomada la decisi√≥n de romper la relaci√≥n con el actual proveedor. La respuesta evidente (y equivocada) habr√≠a sido aceptar el encargo directamente, hechas las tres preguntas b√°sicas. ¬ŅQui√©n no quiere un nuevo cliente en tiempo de crisis? ;-)

En lugar de aceptar he optado por conocer con cierta profundidad el trabajo hecho por este proveedor. La conclusi√≥n a la que he llegado es que el desarrollo, a pesar de ser complejo, estaba bien construido. La entidad, no obstante, justificaba su deseo de cambio en el hecho de que para conseguir llegar a tener aquello que yo ve√≠a hab√≠a hecho falta mucho tiempo, unos dos a√Īos, y rehacer algunos m√≥dulos o funciones diversas veces porque los resultados no eran los que la entidad esperaba.

A pesar de entender sus argumentos, mi sugerencia ha sido la de invitarles a seguir trabajando con el mismo proveedor e incorporar la figura del “traductor”, alguien con el suficiente conocimiento de tecnolog√≠a y lo suficientemente pr√≥ximo a la entidad como para hacer de puente efectivo entre √©sta y el proveedor (puesto que con un proveedor que en principio sabe hacer bien las cosas no deber√≠an darse los problemas citados).

El caso, para cuadrar el c√≠rculo, es que el “traductor” ya exist√≠a y la propia entidad ha reconocido que cuando en los √ļltimos tiempos del proyecto esta persona se implic√≥ m√°s en la intermediaci√≥n, las cosas funcionaron bastante mejor. Hasta entonces, la relaci√≥n hab√≠a sido esencialmente bilateral entre la entidad y el proveedor.

En nuestros d√≠as los mediadores son figuras emergentes y relevantes en muchos √°mbitos: en la interculturalidad, en la gesti√≥n de conflictos de toda clase… Incluso el traductor genuino es un mediador. ¬ŅPor qu√© no favorecer, pues, la figura de un mediador TIC?

En el fondo, sin denominarlo as√≠, ya hac√≠a referencia a ella en la idea #10: “Incorporad conocimiento TIC a vuestro lado de la mesa. Si no ten√©is personal TIC en plantilla ni entre el voluntariado habitual, quiz√°s pod√©is pedir a alg√ļn experto pr√≥ximo que os asesore puntualmente en el proceso de elecci√≥n del proveedor y/o de la soluci√≥n t√©cnica apropiada”.

La propia entidad ha reconocido que esta figura, lejos de ser un coste, había supuesto un claro ahorro si se tenía en cuenta cómo funcionaban las cosas antes de su participación.

Deja un comentario