Ponga una ONG en su web

objetivo_solidario.jpg

Las organizaciones sociales han denunciado históricamente la dificultad de ser tomadas en consideración por parte de otros agentes sociales y, en consecuencia, de influirles en alguna medida. El caso de los medios de comunicación, especialmente los generalistas y de mayor alcance, ha sido el paradigma de esta reivindicación.

Afortunadamente, el desarrollo de Internet como canal de comunicación abrió nuevas posibilidades para las entidades, que pudieron empezar a desarrollar estrategias de comunicación multiformato al margen de los medios y canales tradicionales.

Ahora, sin embargo, asistimos a la eclosión de un nuevo fenómeno que vuelve a mezclarlo todo. Algunos medios de comunicación, pero también otros agentes como obras sociales de cajas de ahorro, están impulsando la creación de comunidades virtuales o redes de blogs. Sin querer ser exhaustivo, algunos ejemplos: El Periódico (Blogs del mundo), La Sexta (Objetivo solidario), Caja Navarra (La comunidad de banca cívica) o Caja Madrid (Red de blogs obra social).

En un primer momento parecen iniciativas positivas que nos podrían hacer pensar que la reivindicación de la que hablábamos ya es un tema resuelto. A mí, de todos modos, se me ocurren muchas preguntas a diferentes niveles para las cuales no tengo una respuesta clara. Por ejemplo:

- ¿Moda o convicción? ¿Medios y cajas están simplemente aprovechando las facilidades (bajo coste incluido) que Internet ofrece para transmitir una imagen más social o hay una voluntad real de dar voz a fuentes alternativas?

- ¿Ático con terraza, buhardilla o gueto? ¿Cómo hay que valorar este espacio de participación que se ofrece? ¿Es suficiente? Por ejemplo, ¿tiene sentido, en el caso de los medios, crear portales o secciones específicas claramente diferenciadas en lugar de integrar o enlazar los artículos con las noticias generales? ¿Servirá esta clase de iniciativas para que las entidades se conviertan en fuentes de confianza habituales de los periodistas?

- ¿Oportunidad o condición? En el caso de las comunidades vinculadas a las cajas, ¿éstas están ofreciendo algo atractivo a las entidades o están aprovechando su posición de fuerza como financiadoras para hacer que las entidades les generen contenidos y las revistan de legitimidad?

- ¿Cuál es el valor añadido para las organizaciones? Actualmente montar un blog, incluso un vídeoblog o un canal de vídeo sobre Internet son operaciones sencillas al alcance de todo el mundo. ¿Qué valor tiene para una organización incluir un blog en un web ajeno? Algunas respuestas son evidentes: nuevos públicos, quizás nuevos socios y donantes, más sensibilización social, etc. ¿Hay otros?

- Y, en paralelo a lo anterior, ¿puede tener efectos secundarios contraproducentes? Pérdida de visibilidad de la organización en un conjunto de referencias politemáticas dirigidas por un actor externo al sector; limitación o debilitamiento del discurso para evitar conflictos con el anfitrión en particular o con su sector de actividad en general, etc.

- ¿Tienen las organizaciones una política o un criterio de presencia? ¿En cuántos lugares deben tener voz o estar presentes? ¿Cuántos más, mejor? ¿O más bien convendría escoger complicidades y/o alianzas con valor?

- ¿Qué sobresfuerzo de gestión supone? ¿Cómo se reaprovechan los contenidos que se generan? ¿Se crean para el propio web o blog y después se replican en estos otros espacios?

Sería muy interesante conocer cómo están encarando la cuestión las entidades que participan en estos sitios. ¿Alguien se anima?

2 comentarios en “Ponga una ONG en su web”

  1. josep m. manich ha dicho:

    15 Dic 08 - 17:00

    Molt bé l’article!

  2. Ana V. ha dicho:

    18 Dic 08 - 0:32

    M’ha agradat força i dóna que pensar per abans d’anar a dormir!


Deja un comentario