La transformación digital del tercer sector

Hagamos un repaso de la agenda reciente:

1. Esta semana se ha celebrado en Barcelona el curso El móvil y las TIC al servicio de la eficiencia en la intervención social, organizado por la Taula del Tercer Sector Social de Catalunya.

2. Por otro lado, hace pocos d√≠as se present√≥ la iniciativa m4social, liderada por la propia Taula con el apoyo de la Obra Social “la Caixa”, el Ayuntamiento de Barcelona y la Fundaci√≥n Mobile World Capital. En sus propias palabras:

m4Social es un espacio de encuentro que facilita la comunicación fluida entre entidades, desarrolladores y financiadores para impulsar proyectos sociales que utilicen la tecnología móvil.

3. Estos d√≠as tambi√©n se ha presentado esTICenlla√ßat, una iniciativa de las fundaciones Real Dreams y CTecno (C√≠rculo Tecnol√≥gico de Catalu√Īa) para canalizar equipos de voluntariado tecnol√≥gico desde empresas especializadas hacia proyectos concretos de ONG. ¬°Echadle un vistazo!

4. Finalmente, durante el reciente Mobile World Congress, se organizaron una serie de eventos alternativos vinculados a la tecnología y organizados por o con la participación de entidades del tercer sector: el Mobile Social Congress,  el Congreso de Soberanía Tecnológica y el Mobile Commons Congress.

Cu√°nta actividad, ¬Ņno os parece? Es como si algo se estuviera moviendo en la relaci√≥n entre las ONL y las TIC. Buenas noticias, en principio… ;-)

Perdonad que copie un p√°rrafo de la anterior entrada del blog:

En el proceso de profesionalizaci√≥n del Tercer Sector hemos vivido, en los √ļltimos 25 a√Īos, la incorporaci√≥n progresiva a las estructuras de las entidades de toda una serie de perfiles laborales: t√©cnicos de proyectos o de atenci√≥n directa, direcci√≥n, gesti√≥n econ√≥mica, gerencia, comunicaci√≥n, captaci√≥n de fondos… El siguiente paso era el de los tecn√≥logos, pero la crisis lo trunc√≥. Total, que nos encontramos con organizaciones cada vez m√°s repletas de tecnolog√≠a pero a menudo carentes del conocimiento suficiente para emplearla desde la estrategia.

Viendo esta apretada agenda, parecer√≠a que los efectos de la crisis empiezan a quedar atr√°s y que en el sector nos volvemos a preocupar de estos temas. Permitidme que me quede con la √ļltima frase del p√°rrafo anterior:

Nos encontramos con organizaciones cada vez más repletas de tecnología pero a menudo carentes del conocimiento suficiente para emplearla desde la estrategia.

Creo que estamos exactamente en este punto. Y, por lo tanto, existe un riesgo. Que creamos que por el simple hecho de incorporar (algunas) herramientas ya lo tenemos todo hecho. Riesgo que no es nuevo, como comentaré posteriormente. Trato de aportar algunos elementos para justificarlo y reflexionar a partir de diferentes intervenciones realizadas en el marco del curso del que os hablaba hace un momento.

1. Gen√≠s Roca, citando el recientemente publicado estudio La brecha digital en la ciudad de Barcelona, ‚Äč‚Äčse√Īalaba que el acceso a la red y, en general, a las TIC, dejaba de ser un indicador relevante y que la nueva frontera, la nueva brecha, se situaba en la capacidad o no de utilizar los recursos tecnol√≥gicos para determinados usos. Esta idea, que puede ser “nueva” para la poblaci√≥n en general y, particularmente, para los grupos m√°s vulnerables, no lo es en absoluto para las organizaciones. En este mismo blog hay art√≠culos de los a√Īos 2008 y 2009 (aqu√≠ y aqu√≠, por ejemplo) donde ya se alertaba de esta circunstancia. El cambio, en todo caso, radica en cu√°les son las herramientas tecnol√≥gicas que desaprovechamos: dicho a lo bruto, antes era Excel y ahora son los m√≥viles (y tambi√©n Excel, todav√≠a, s√≠).

2. Toni Codina, director de la Taula, present√≥ los resultados de otro estudio: Las necesidades y competencias tecnol√≥gicas en los servicios sociales. Este estudio, de car√°cter cualitativo, se elabor√≥ ‚Äč‚Äčen 2011 pero no se lleg√≥ a divulgar, cosas de la crisis. En la presentaci√≥n que utiliz√≥ Toni hab√≠a una diapositiva de resumen con 21 caracter√≠sticas que defin√≠an la realidad de las TIC en el tercer sector social, de las que 18 eran negativas. ¬°¬°¬°18!!! Ineficiencia, falta de est√°ndares, recogida de informaci√≥n como tr√°mite pero sin valor, disparidad de herramientas, desorientaci√≥n, falta de competencias, falta de conocimiento especializado, falta de indicadores, etc. Pod√©is verla a continuaci√≥n. Un verdadero poema. S√≥lo se presentaba como positivo la existencia de algunos equipos motivados que hab√≠an hecho cosas interesantes con tecnolog√≠a, el hecho de que el sector era suficientemente homog√©neo como para compartir necesidades (y, por tanto, para poder aportarle soluciones colectivas) y la existencia de algunos referentes TIC que ayudaban a situar al sector en estos asuntos.

Toni tambi√©n coincidi√≥ en que la crisis hab√≠a interrumpido la evoluci√≥n en el √°mbito TIC y creo que el estudio avala esta tesis: hace cinco a√Īos el sector no hab√≠a encarado su transformaci√≥n digital y posteriormente apenas ha tenido fuerza para otra cosa que no fuera tratar de salir adelante, por decirlo de alguna forma. Es decir, asunto pendiente.

3. Francesc Camps, de Eral Grup, hizo una ponencia muy inspiradora sobre las potencialidades de la tecnolog√≠a para ayudar a construir soluciones altamente personalizadas para las personas atendidas por las entidades sociales. En su intervenci√≥n, Francesc hizo notar que el tejido social ten√≠a un retraso de 15 a√Īos respecto de otros sectores en materia de tecnolog√≠a, en cuanto a soluciones adoptadas. Tambi√©n suger√≠a que no tendr√≠a sentido salvar este retraso empleando ahora otros 15 a√Īos, sino que hab√≠a que hacerlo (y se pod√≠a hacer) m√°s deprisa. Cit√°ndole un poco libremente, vino a decir que quiz√°s ya no era necesario implantar los cl√°sicos sistemas de recogida de datos y que correspond√≠a entrar ya en la fase de la inteligencia artificial. Yo no lo veo tan claro. Una cosa es incorporar herramientas y la otra es hacer el cambio cultural que implica entender el recorrido y el valor que estas herramientas pueden tener y aportar a las organizaciones. La famosa visi√≥n estrat√©gica que repito ad nauseam. Es m√°s, si quemamos etapas y no consolidamos nada, volvemos a correr el riesgo de dejarnos atrapar por el deslumbramiento tecnol√≥gico (la pirotecnolog√≠a, que dec√≠a Gen√≠s) de la √ļltima novedad y seguir sin generar m√°s impacto en la propia misi√≥n, que a la postre es el objetivo que perseguimos. En resumen, estoy a favor de la visi√≥n de Francesc, pero sin saltarnos pasos y, eso s√≠, yendo al grano.

4. Y mi apunte personal. Mientras preparaba mi intervenci√≥n top√© con este art√≠culo en el que se explica la millonaria inversi√≥n tecnol√≥gica realizada por Mercadona para transformar y optimizar sus procesos. Dejemos de lado ahora si en el texto tambi√©n hay algo de pirotecnolog√≠a, si Mercadona es esto o es aquello y centr√©monos en la idea de fondo: la revoluci√≥n digital plantea un escenario que permite repensarnos de arriba abajo. Muchas empresas han visto como sin cambiar su actividad principal (el supermercado sigue siendo el supermercado) pueden hacerla m√°s eficiente y, en consecuencia, ganar m√°s dinero. Otras, directamente, han transformado completamente su din√°mica o su modelo de negocio. Todav√≠a otras han aparecido gracias a este contexto y otras m√°s desaparecer√°n. Incluso sectores tan descomunales y aparentemente poco √°giles como el sanitario, el educativo o el de la administraci√≥n han hecho evoluciones o replanteamientos importantes, algunos en muy poco tiempo. ¬ŅPodemos decir lo mismo del tejido asociativo, del mundo de la acci√≥n social, del tercer sector en general (ambiental, cooperaci√≥n y justicia global, cultural, deportivo, etc.)?

Cito una vez m√°s a Gen√≠s Roca: tener la oportunidad de repensarse para hacer las cosas mejor es un regalo que hay que agradecer. La revoluci√≥n digital nos ofrece esta posibilidad. ¬ŅPodemos renunciar a tener m√°s impacto en la misi√≥n que es la raz√≥n de ser de cada organizaci√≥n? ¬ŅPodremos justificarlo? ¬ŅNos ponemos a ello?

PS. Os dejo algunos recursos más que creo que os pueden resultar interesantes para complementar el artículo:

- Las ponencias del curso El móvil y las TIC al servicio de la eficiencia en la intervención social.

- Los tuits del mismo curso.

- De la gente de RocaSalvatella (Gen√≠s Roca y compa√Ī√≠a), La transformaci√≥n digital de los negocios y 8 competencias digitales para el √©xito profesional.

1 comentario en “La transformaci√≥n digital del tercer sector”

  1. Ruben ha dicho:

    19 Mar 16 - 12:40

    Excelente reflexion, Jaume.

    Como creo que te comente alguna vez, hay en el sector una tendencia a ver las TICs simplemente como herramientas de captacion (fondos, socios, voluntarios…) pero no como tu comentas: una opprtunidad de repensar nuestros modelos de intervencion, de ser mas eficientes, de lograr un mayor impacto o cobertura, etc…

    Naturalmente hay excepciones, como la Fundacion Tecsos de Cruz Roja y Vodafone que conozco bien. Pero hay un retraso y un desden generalizado del que debemos despertar… Ojala esos eventos que comentas sean indicios de que algo puede empezar a cambiar…

    Saludos,
    Ruben


Deja un comentario