Los 5 grandes retos de las ONG ante el fenómeno 2.0

Hoy he estado en la jornada #participamedios en Madrid, organizada por EAPN. He tomado parte en una mesa de experiencias 2.0, junto a representantes de diferentes entidades. En mi caso, sin embargo, más que exponer una experiencia concreta he tratado de sintetizar en cinco granos retos los temas básicos que las ONL deberían afrontar para tener cierto impacto en el mundo 2.0 y de las redes sociales.

1) Entender el fenómeno: el mundo 2.0 no es un espacio desde donde bombardear nuestro mensaje sin pasar por el filtro de los intermediarios (medios de comunicación tradicionales). Es un espacio de bidireccionalidad, donde crear relaciones, dialogar, escuchar (mucho), descubrir personas y otras entidades que pueden sernos relevantes por diferentes razones. Si no hacemos esto nos quedamos en el 1.0, sólo que en más lugares que antes, como dijo otro ponente.

2) Las razones: las ONL no tenemos recursos infinitos, todo lo que hacemos tiene que estar justificado, debe tener un porqué. Que el 2.0 esté de moda no es lo suficiente importante por si solo. Debemos estar en los espacios 2.0 si con esto conseguimos tener más impacto en aquello que es misional para cada cual. Si no es así, fuera. Y sí, deberíamos creer que, por defecto, el 2.0 nos acerca a la gente y esto es necesario para las tareas de sensibilización, por ejemplo, pero hace falta demostrarlo.

3) La actitud: no podemos hacer 2.0 si no somos 2.0, no colará. Y esto tiene una doble implicación. Hacia adentro, donde hace falta apostar por la descentralización, por liberar recursos, por facilitar que todo el que quiera implicarse en el tema lo pueda hacer con comodidad (+ formación y – control). Recordemos que la C es de comunidad, no de contenido ni de control. Y hacia fuera. Las organizaciones tienen que repensarse para ser más ágiles, tener más cintura y más capacidad de reacción, de relacionarse, de trabajar en red. Y creerse menos el ombligo del mundo por el hecho de hacer lo que hacen. O la ciudadanía nos hará un bypass (ver punto 5).

4) La estrategia: tirarse a la piscina no es una estrategia… especialmente si no hay agua. Experimentar está bien, pero no para siempre. En algún momento hace falta dar el salto a la planificación, los objetivos, los resultados y la evaluación (cuantitativa y cualitativa).

5) La socialización: hecho todo lo anterior, nos queda lo más difícil: llegar a la gente. Y aquí planteo tres líneas de trabajo: que cada sector trabaje en una agenda única comunicativa (como mínimo por los grandes temas) y todo el mundo lo empuje; que apliquemos creatividad y alegría y facilitemos la implicación (o la gente se buscará la vida por su cuenta, como han mostrado a diferentes niveles el 15M o iniciativas como “90 millones en 90 días”); y que trabajemos (mucho) más de forma interdisciplinaria (acción social + medio ambiente + cooperación + …).

Os dejo la presentación que he utilizado.



Y el video de la mesa redonda:

2 comentarios en “Los 5 grandes retos de las ONG ante el fenómeno 2.0”

  1. pedro telleria ha dicho:

    01 Nov 11 - 16:44

    Muy buena presentación, Jaume. Creo que deberíamos desarrollar algo más el punto 5, que entiendo que es el más difícil. Exige escuchar mucho, como tú mencionas, y abrirse a la participación de todos. En las ONGs a menudo hablamos de trabajar en “Sensibilización”, como una de nuestras actividades misionales. Yo creo que debemos sustituir el concepto de “Sensibilización” (sea hacia Cooperación u otras causas sociales) por el de “Participación de la sociedad”.

  2. Jaume Albaigès ha dicho:

    01 Nov 11 - 20:54

    Gracias, Pedro. Yo creo que el concepto de sensibilización no debe perderse porque, desafortunadamente, todavía hay muchas personas en nuestras sociedades que no son conscientes de muchas de las cosas que las ONG reivindican. Y a las ONG les corresponde liderar esa presión. Pero estoy de acuerdo que no pueden ni deben hacerlo solas, sino que deben ser capaces de involucrar a mucha más gente, de lograr muchas más complicidades, etc. Y el ecosistema 2.0 debería apoyar, y mucho, esa línea de trabajo, claro.


Deja un comentario