El factor generacional en la brecha digital en las ONL

Alguna vez, hablando de la brecha digital, me he referido al hecho de que esta se produce no¬†s√≥lo entre personas o grupos sociales, sino tambi√©n entre organizaciones: entre las que suben al tren de las TIC y se benefician de ellas, mejorando en eficiencia e impacto, y las que por el momento se han quedado¬†en la estaci√≥n. Esto no quiere decir que estas √ļltimas est√©n haciendo mal su trabajo, pero s√≠ que est√°n desaprovechando un recurso importante que las podr√≠a ayudar y mucho.

¬ŅCu√°les son los factores que determinan que una ONL no apueste por las TIC? Hay varios. Uno de los importantes es que los responsables (√≥rganos de gobierno y¬†equipos directivos) no crean en ellas o no tengan los suficientes conocimientos, de forma que no potencien o, incluso, dificulten su adopci√≥n.

Los √ļltimos d√≠as he vivido tres situaciones en las cuales responsables destacados de entidades “malhablaban” de diferentes temas tecnol√≥gicos. Todos estos responsables tienen en com√ļn el hecho que superan la cincuentena. Yo los escuchaba y los miraba y, hasta cierto punto, me sorprend√≠a: todos tienen port√°tiles de √ļltima o pen√ļltima generaci√≥n, consultan el correo electr√≥nico en el m√≥vil, etc. ¬ŅC√≥mo pod√≠a ser, pues, que me hicieran las cr√≠ticas que estaba oyendo?

Despu√©s de pensar un poco en ello¬†y hacerles algunas preguntas sutilmente, llegu√© a la siguiente conclusi√≥n (probablemente no muy brillante, ya lo reconozco de antemano): aun cuando tambi√©n hab√≠a quejas relacionadas con la fiabilidad de algunos aparatos y tecnolog√≠as, el recelo m√°ximo se produce no tanto por raz√≥n de las herramientas sino de los usos, concretamente de los nuevos usos. As√≠, uno de ellos me dec√≠a, por ejemplo, que “como ahora est√° de moda esto de los blogs, todo el mundo quiere tener uno” y de alguna manera contrapon√≠a la idea de escribir un blog a trabajar.

De acuerdo, es bien cierto que las modas pueden generar abusos y perversiones. Tambi√©n lo es que las tecnolog√≠as (herramientas, aparatos, etc.) que no son lo suficiente maduras o que han sido mal dise√Īadas pueden tener comportamientos no deseados. Y no es menos verdad que todo quiere su tiempo (por ejemplo, escribir un blog. ¬°Que me lo digan a m√≠!). Pero al fin y al cabo todo esto no puede ser una excusa para evitar hacer frente a la realidad. Y la nuestra es una realidad profundamente marcada por las TIC, especialmente por Internet y las comunicaciones m√≥viles, que han generado un amplio abanico de nuevas posibilidades comunicativas y de acci√≥n que desde las organizaciones sociales¬†de ning√ļn modo se pueden¬†despreciar.

Por lo tanto, no puedo dejar de pedir a aquellas personas que tienen responsabilidad en las ONL y que, especialmente por razones de edad, no viven la tecnología como un activo de primera magnitud, que de entrada no se opongan a ella, que se formen y que busquen asesoría y consejo especializado (justo es decir que también conozco casos de directivos que ya lo hacen). Además del provecho personal que pueden obtener, contribuirán al crecimiento de sus organizaciones y sus equipos se lo agradecerán.

PS. Por cierto, en el sector tenemos ejemplos interensant√≠simos¬†y exitosos de alfabetitzaci√≥n digital de personas mayores (mayores que los directivos de quienes hablaba). ¬ŅO no?

Deja un comentario