La llei del mínim esforç versió 2.0

Aquesta tarda una persona ha fet per trentena vegada la mateixa pregunta a SolucionesONG: Com funciona el tema de la llei de protecció de dades? I dic trentena no perquè sí, sinó perquè una senzilla operació de cerca al mateix web pel terme “protección de datos” ens diu que al seu banc de coneixement hi ha 29 consultes sobre aquesta qüestió.

Habitualment, quan hom es formula una pregunta o té algun dubte, és molt difícil que aquesta pregunta o aquest dubte siguin del tot originals. El més probable és que algú en alguna part del món ja s’hi hagi trobat, ja hagi demanat ajuda i fins i tot ja hagi obtingut una resposta. El que pertoca, doncs, d’entrada, és mirar de trobar aquesta resposta que ja s’ha donat. Aquesta actitud proactiva té quatre impactes positius:

1. Ens proporciona la informació que cerquem més de pressa que si esperem que algú ens respongui (amb el dubte de si algú ho arribarà a fer).

2. Per la simple pràctica, ens va fent més autònoms en la capacitat de trobar allò que cerquem a Internet.

3. Si allà on trobem la informació desitjada tenim l’opció de deixar un comentari, ens permet agrair el seu gest a la persona que va destinar el seu temps a proporcionar coneixement i aquesta persona veu com la seva acció no només va tenir un efecte positiu en el moment en què va escriure allò sinó temps després. És un alicient a seguir escrivint.

4. I, sobretot, és una mostra de respecte al temps dels altres, que en el cas de SolucionesONG són voluntaris que destinen una part d’aquest bé tan escàs a ajudar els qui pregunten i no cal fer-los escriure per segona (o trentena) vegada el mateix, només perquè d’aquesta manera tenim menys feina i a sobre rebrem un missatge quan algú respongui la nostra (suada) pregunta.

Au, a cercar, que és tard i vol ploure!

4 comentaris a “La llei del mínim esforç versió 2.0”

  1. Javier Pérez ha dit:

    05 oct 08 - 22:27

    Jaume,

    A mi tu comentario me ha parecido un poco fuera de lugar. Vale que quien hizo la pregunta podía haberse molestado en buscar un poco antes de hacer de nuevo la consulta, pero tu no sabes nada acerca de las circunstancias personales de esa persona. A lo mejor es la primera vez que entra en esa página, y ni siquiera se le ocurrió que podía haber un buscador. De todas maneras, bastaría con indicar simplemente que utilizara el buscador, seria suficiente, sin tener que, de alguna manera, humillarla. Además, tu eres voluntario, y no estas obligado a responder, Así que para hacer las cosas a desganas, a lo mejor es preferible que no las hagas.

    Un saludo.

  2. Jaume Albaigès ha dit:

    06 oct 08 - 0:40

    Hola Javier,

    Gracias por tu apreciación y bienvenido a TecnolONGia.

    Lamento que mi comentario te pueda parecer humillante, pues en ningún caso esa era mi intención al escribirlo. Sí bien es cierto que en ocasiones uso un tono un tanto provocativo en los artículos, no es más que un recurso para tratar de motivar la lectura y el debate entorno de los mismos.

    En el caso concreto que nos ocupa, no hay por supuesto ninguna intención de herir ni criticar a la persona que concretamente formuló la pregunta (fíjate que ni siquiera la menciono ni a ella ni a su organización) sino llamar la atención sobre un hecho que a menudo se produce. Basta con que eches un vistazo a esas 29 consultas anteriores para comprobar que en casi todas ellas las respuestas se repiten una y otra vez, con mayor o menor parecido.

    Fíjate también que mi primera reacción (y así se ve en las respuestas a la consulta mencionada) fue hacer lo que precisamente tú indicas: invitar a la persona a usar el buscador del sitio, es decir, ofrecerle no una sino múltiples respuestas a su pregunta.

    A partir de ahí, me parece legítimo por mi parte tratar de realizar un poco de pedagogía sobre el uso de los recursos a nuestro alcance, una de las ideas sobre las que se fundamenta este blog, pedagogía que en este caso no va dirigida a una persona en concreto sino a todo el que quiera leer, y que además, en un tono positivo, pretende sugerir las felices consecuencias de determinadas actitudes.

    Finalmente, en relación a tu última consideración, simplemente decir que la cuestión de fondo no tiene que ver con hacer o no las cosas a desgana (“voluntario desganado” me parece una idea intrínsecamente paradójica), sino destinar el tiempo, habitualmente escaso, a generar nuevo valor.

    Gracias de nuevo por tu comentario, que espero que no sea el último.

    Saludos.

  3. Juan ha dit:

    05 mai 10 - 19:59

    Como se nota que eres catalán…

  4. Jaume Albaigès ha dit:

    13 mai 10 - 15:56

    Ospa! Mai no hagués dit que em trobaria un comentari com aquest en un blog sobre TIC i ONL. No sé, però, si és una crítica o un compliment… ;-)


Deixa un comentari