¬ŅQu√© puede hacer el asociacionismo para adaptarse a la sociedad del conocimiento?

El pr√≥ximo 22 de octubre se inaugura el 2¬ļ Congreso de Asociaciones de Barcelona, organizado por el Consell d’Associacions de Barcelona. Para calentar motores, el n√ļmero 14 de la revista Temes Clau, publicado este √ļltimo septiembre, se ha dedicado √≠ntegramente a este acto.

He contribuido con una breve colaboraci√≥n para tratar de responder, sin profundizar, la pregunta que encabeza este post: ¬ŅQu√© puede hacer el asociacionismo para adaptarse a la sociedad del conocimiento? Os dejo el texto y os invito a leer la revista en su conjunto.

Cuando hablamos de sociedad del conocimiento nos estamos refiriendo, por ejemplo, al hecho de que las actividades profesionales que se basan en la actividad intelectual suponen un porcentaje cada vez más elevado del total, pero también estamos diciendo que más que nunca la información relevante para todo lo que hacemos está a nuestro alcance gracias a la tecnología en general y, muy especialmente, a Internet.

Para el tejido asociativo, que a menudo ha tenido y todav√≠a tiene dificultades para consolidar estructuras potentes en capital humano que atesoren todo el conocimiento necesario para el desempe√Īo de la propia misi√≥n, la apropiaci√≥n de Internet como espacio de presencia, de activismo, de intercambio, de trabajo, de colaboraci√≥n y de aprendizaje es un imperativo estrat√©gico. Y esto s√≥lo ser√° posible si se hace una apuesta clara por la formaci√≥n de las capacidades digitales de todos los miembros de las entidades: desde las juntas directivas hasta las bases sociales, pasando por los equipos t√©cnicos. La selecci√≥n y adopci√≥n de las herramientas y de los espacios de participaci√≥n adecuados tambi√©n ser√°, sin duda, un aspecto clave.

En definitiva, no se trata tanto de preguntarse cómo nos podemos adaptar a la sociedad del conocimiento, sino más bien cómo podemos sacar el mayor provecho de ella.

Deja un comentario