La influencia de la web 2.0 en las ONG (y II)

Os dejo la segunda parte de las respuestas al cuestionario para la tesis doctoral de María del Mar Soria. Podéis leer también la primera parte del artículo.

¿Cómo evolucionará, desde su punto de vista, esta nueva forma de comunicar, tanto interna como externamente en las ONGs? ¿Cuáles serán las herramientas más utilizadas?

1) Racionalización y planificación

Una de las primeras consecuencias que probablemente se producirá cuando baje la marea de la novedad, es la necesidad de racionalizar, porque las ONG empiezan a darse cuenta que abrir servicios es muy sencillo pero mantenerlos activos generando impacto de algún tipo es más complejo. Y como la racionalización debe hacerse bajo algún criterio, empezará a haber verdadera planificación.

2) El rol de los gestores

Otro de los elementos que deberá evolucionar es el rol de los gestores de estas herramientas en las ONG, particularmente en el caso de la comunicación. Durante estos últimos años hemos asistido a la consolidación de la presencia de técnicos y responsables de comunicación en las organizaciones medianas y grandes, casi siempre con el objetivo de lograr aparecer en los grandes medios tradicionales generalistas y, en consecuencia, con la necesidad de controlar el mensaje que las ONG querían que estos comprendieran y publicaran.

Sin embargo, en un contexto donde las audiencias de los medios tradicionales tienden a caer y a fragmentarse y donde las vías alternativas para la expansión del mensaje pueden ser bastante más eficientes en términos de coste/impacto, el interés en la gestión de relaciones con los medios será relativizado (porque el papel de éstos como intermediarios también lo será), cediendo terreno a la gestión de las relaciones directas con los destinatarios últimos de los mensajes.

De ahí la necesidad de combinar los actuales gabinetes de prensa con los gestores de comunidad (community managers). Esta afirmación merecería una argumentación más detallada, pero simplificando un poco podría decirse que el objetivo de las ONG ya no será controlar la pureza del mensaje y lograr que los medios lo reflejen tal como fue concebido, sino promover mediante la oportuna dinamización que la base social de las organizaciones se involucre en la difusión de los propios valores, liberando y flexibilizando el mensaje concreto.

3) Nuevas aplicaciones

En cuanto a aplicaciones concretas, las que ya son de uso común lo seguirán siendo, probablemente desde una perspectiva de mayor racionalización, según decíamos anteriormente, pero asistiremos también a la incorporación de nuevas funcionalidades y modalidades de uso.

Será interesante, por ejemplo, observar de qué modo las posibilidades de geolocalización que ya ofrecen como elemento principal o complementario algunas de las aplicaciones existentes (FourSquare, Google Maps, Twitter Places, etc.) aportan valor añadido a la actuación de las ONG.

2 comentarios en “La influencia de la web 2.0 en las ONG (y II)”

  1. Paul ha dicho:

    29 Jul 10 - 9:36

    Por aportar alguna idea a estos dos interesantes artículos, quisiera destacar que más que planificación hace falta estrategia. El error más común en el uso de los social media es que se comienza usándolos sin tener muy claro para qué. No hay que olvidar que sólo se tratan de herramientas. Lo más importante es definir qué queremos hacer y luego escoger aquellos servicios que mejor se ajustan a nuestras necesidades.

    Por poner un ejemplo, si queremos mejorar la participación interna de los voluntarios, primero hay que definir los objetivos y posteriormente poner en marcha los mecanismos tanto presenciales como online para conseguirlo. En este último caso, hay que escoger las mejores herramientas para conseguirlo. Igual un blog corporativo es una buena idea, pero poco adecuada para nuestra organización porque los voluntarios no leen blogs.

    Bueno, en definitiva, hay que pensar primero estratégicamente.

  2. Jaume Albaigès ha dicho:

    29 Jul 10 - 10:04

    Hola Paul, gracias por tu comentario y bienvenido a TecnolONGia. Completamente de acuerdo contigo. En el primer artículo hablaba de “planificación estratégica” y en este segundo le quité el adjetivo al sustantivo, pero, por supuesto, hay que seguir interpretándolo de la misma manera. ¡Gracias por la puntualización! ;-)


Deja un comentario